viernes, agosto 26

Continuando y ampliando la memoria




Como una continuación, e incluso ampliación, de la memoria retratada previamente en "Don y Misterio", "¡Levantaos!¡Vamos!" supone un nuevo acercamiento a la vocación y encomienda de Jesús a sus apóstoles, y a quienes a lo largo de la historia de la Iglesia, han sido llamados a ser sus "descendientes". 

Anteriormente, al efectuar la reelectura del texto, en un breve tweet, mencioné que este texto podría clasificarse como un manual práctico, sencillo aunque profundo, para todo obispo recién nombrado; sin embargo, creo que lo que se ofrece en la revisión de las ideas expuestas por S.S. B. JPII alcanza a todo aquél laico y a toda aquella persona interesada en temas de Evangelización y transmisión de la Fe. No es sólo de interés para el colegio episcopal, sino para todo el Pueblo de Dios.

No es casual  que los textos de S.S. B. JPII se interrelacionen y complementen, en forma precedente o consecuente, con esta obra sucede algo similar. El ejemplo que más tengo presente de esta complementariedad en ideas y en órdenes de pensamiento, entre los análisis que he revisado del autor, está el caso de "Amor y Responsabilidad" y su contraparte con "El taller del Orfebre"...la primera es reflexión filosófica y la segunda, obra poética. Complemento de razón a la poesía y de la poesía a la razón. Ello permite al lector una comprensión más profunda de las realidades y misterios que buscan descifrarse. En lo que se refiere a "¡Levantaos!¡Vamos!" pues a la par de su lectura, el lector interesado debe encontrar su fundamento en "Pastores Gregis" del año 2003. Me refiero a la exhortación apostólica postsinodal "Sobre el Obispo servidor del Evangelio de Jesucristo para la esperanza del mundo".

Sin embargo, aunque son lecturas complementarias. El carácter de cada texto difiere y la intencionalidad es diversa. En nuestro texto ahora brevemente reseñado el Papa presenta su experiencia y a partir de la misma genera orientaciones y/o recomendaciones pero no supone que sus palabras tienen el mismo peso o relevancia de lo que "Pastores Gregis" clarifica entorno a la figura episcopal. Es la misma pluma, y la misma autoridad, pero la interpretación de cada texto no es esquema riguroso del otro y viceversa. 

Adicional al reflejo al que se ordena "¡Levantaos!¡Vamos!" respecto "Pastores Gregis", podemos encontrar, quienes estamos interesados en la biografía y en la hagiografía, considerables experiencias que complementan lo que el propio Juan Pablo II compartió de sí mismo en otros textos y lo que las biografías de diversos autores nos han presentado hasta el momento. Tal vez, para mí, ese es el interés fundamental, conocer más sobre la personalidad de este hombre paradigmático. 

Sobre estas experiencias, que el libro recoge, me permito mencionar aquellas de mayor significado para mí: 
  • La Virgen de Guadalupe, (pág. 58 y siguientes);
  • La paternidad según San José (pág. 123 y siguientes);
  • Las menciones a otros de sus libros y obras filosóficas, narrativas y poéticas; pues nos permite conocer mejor el contexto que rodearon a su proceso creativo (al finalizar el post, presento un enlace detallado al respecto);
  • La visión del diálogo con la cultura y la filosofía (pág. 86 y siguientes);
  • La presencia del origen de mi profesión y del Instituto en el que me he preparado (pág. 119);
  • La relevancia de los laicos (pág. 107 y siguientes);
  • La participación en el Concilio (144 y siguientes);
  • La sucesión apostólica como "ascedencia espitural" (pág 38 y 39).
Aunque de cada uno de estos temas podríamos plantear un posterior post, quisiera comentar dos detalles relavantes: 



  1. En la revisión sobre la colaboración con los fieles laicos, S.S. B. JPII nos presenta los movimientos a los cuales se siente más cercano y a quienes ha buscado apoyar directamente con su labor pastoral; nota curiosa, no se menciona ni una sola palabra respecto "Regnum Christi". Esto habría que compartirlo con quienes se dedican a elucubrar sobre la relación encubridora del Papa con el Padre Maciel; si es cierto aquello que los miembros del Regnum gustan de pregonar, la cercanía del Papa con el movimiento, debe ser difícil entender porqué, en su reflexión, no brinda espacio a este movimiento de la Iglesia. Si bien el Papa indica que existen muchos otros movimientos, sí dedica espacio en su reflexión a movimientos con importante presencia a nivel mundial por ejemplo, L´arche, Obra de María (focolares), Comunión y Liberación, Opus Dei, Camino Neocatecumenal. El "Regnum Christi" es un movimiento con amplia presencia internacional, sin embargo no es mencionado y no podemos dejar de observar que no se tuvo con ellos la misma deferencia que con otros. 
  2. Sobre la ascendencia espitural, a partir de lo expresado por el Papa donde esboza los rasgos de quienes le consagraron obispo en 1958, me ha surgido el interés de conocer más sobre la sucesión apostólica y me he encontrado con una gran herramienta en la web para conocer sobre el tema; me refiero a Catholic Hierarchy. Haciendo una rápida revisión podemos encontrarnos con otros números impresionantes de S.S. B. JPII pues según lo presentado este Papa supondrá un renovado impulso a la sucesión apostólica: ¡durante su vida como obispo ordenó a 33 sacerdotes y fue congradador principal de más de 327 obispos!


Para a quien el texto interese:


S.S. Juan Pablo II, "¡Levantaos!¡Vamos!"., Ed. Plaza Janés., Trad. Pedro Antonio Urbina Tortella., México., 2004. 191 p.,  ISBN 970-05 -1814-0


Intervención del Cardenal Giovanni Battista Re en la presentación del libro, 18 de mayo de 2004