lunes, noviembre 2

Al 16%

Entre todo el debate por el incremento de IVA y de ISR, no pocos "especialistas" periodísticos sobre la grilla y la política han salido a decir que este "logro legislativo" supone la derrota del buen senador "Capulina" (puede usted recordar el post de las diferencias en este blog).

Si esto es cierto, si con la malograda reforma fiscal el senador Beltrones pierde representatividad e influencia algo bueno ha salido aunque nos cueste trabajo creerlo. "Después de la tormenta viene la calma", "no hay mal que por bien no venga", "hasta de la Basura el Señor construye maravillas", bien podrían decir los abuelos y yo estaría de acuerdo.

Con gusto pago el 20% de IVA si quieren, con medicinas y alimentos, siempre y cuando un "poderoso" como este nefasto tipo, pierda representatividad, poder e influencia. Todo tiene costo, y esperamos que esta ocasión esta estrellita de modales finos, que invita con voz poco masculina, a que el presidente se faje los pantalones (espero no haya querido lanzarle una propuesta indecorosa y yo aquí fregando), desaparezca de nuestras pantallas, de nuestros espacios y en cierta forma de nuestra vida.

Ya hablando en plata, ojalá diputados y senadores pagarán también los impuestos que nos avientan a todos. ¿Hasta cuando?