sábado, marzo 24

Guanajuato 2012

A unas horas de encontrarme entre la gente para ver el paso de Su Santidad y escuchar mañana su Homilía no puedo más que agradecer a Dios, entre tantas complicaciones de la última semana, por la Gracia de estar aquí en compañía de mi esposa y mis hijos.